Review: Moana

Recuerdo a todos emocionarse por el gran salto que estaba haciendo Disney con Moana: Una nueva princesa que no tiene ninguna relación sentimental, que su cuerpo no es delgado y su piel no es blanca (porque no toma lugar en ningún lugar de Europa), no está basado en ningún cuento y las canciones compuestas (en mayor parte) por Lin-Manuel Miranda.
Pero la realidad es que la historia tiene como conflicto uno ya reciclado, la búsqueda de quién eres también ya está vista, y la personalidad de Moana la he visto en Rapunzel (Tangled) y Anna (Frozen) (unos dicen que Anna salió de Rapunzel). 

Sí, su animación es impactante, acercándose cada vez más a lo realista, sin embargo, su nivel de calidad es algo que ya esperamos y no porque Disney lleva noventa y tres años de vida, se deba salir con la suya con películas así. No solo quiero ver personajes basados en los miles de tipos de cuerpos que existen, con diferente tipo de tez: También quiero ver nuevas historias, que tomen riesgos; que salgan de su zona de confort. Porque si siguen este camino, su renacimiento solo durará diez años.


Regresando un poco a la reseña, solo hubo dos canciones que me gustaron... Lo demás no trascendió en mi interior. El humor me pareció muy bobo en algunas partes, aunque me enamoré de Hei Hei; el se robó todos los chistes.

No diré que Moana resultó ser una cinta mala,  pero sí que quedé un poco decepcionada. No sientas remordimiento si nunca la llegas a ver.



Si el cortometraje (Inner Workings) te recuerda a algo es porque se parece a: Spoiler.
Si el inicio de Moana te recuerda a algo es porque se parece a: Spoiler (son los mismos directores).
Si el final de Moana te recuerda a algo es porque se parece a: Spoiler.

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

1 comentario:

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: