Review: Valerian


Con Luc Besson hay dos formas en las que una película pueda salir: Una porquería o una que se convertirá en un clásico. Valerian tiene un sólido primer acto. Rápidamente te establece el universo, sus reglas y objetos/interacciones futuristas que quieres experimentar ya. Hasta me sorprendió que lo establece todo casi sin diálogo. Sin embargo, entre muchas escenas de acción, humor infantil que llega de la nada e historias secundarias innecesarias, su duración se alarga y la cinta te pierde.
Es como si alguien hubiera metido mano a mitad de esta, cambiando su enfoque. 

Si le tengo que dar puntos positivos, se los doy a su primer acto, a los efectos especiales y a Dane DeHaan. Considero que Dane DeHaan es un gran actor que desafortunadamente aún no da su gran paso a la fama porque sus cintas no han trascendido. Es una lástima que Valerian haya fallado.

Por el contrario, Cara Delevingne es una modelo con un gran agente que la ha metido al mundo de Hollywood, pero no es una actriz y se nota a momentos.
Rihanna sale sobrando, no lo digo porque haya hecho un terrible papel, sino porque existe simplemente por el fanservice. Yo sé, ¿fanservice en Valerian? Así es. Así es.

Lo que me lleva a Luc Besson. 

A continuación vendrán unos spoilers pequeños para un tema que quiero abordar.


Valerian (Dane DeHaan) tiene que buscar a un alien que puede cambiar de apariencia, convertirse en cualquier persona para poder para así entrar a un lugar. Rihanna es este personaje. La cosa es que la encuentra en un burdel donde le hace un striptease cambiando de vestimenta. Justo en el 2016, cuando empieza a haber una demanda por eliminar el machismo, por mostrar a mujeres como son, Valerian falla y me molesta. 
Esa escena del burdel es innecesaria. Nuestro protagonista pudo haber encontrado al alien que necesitaba bajo otra circunstancia: Que fuera un ladrón o un caza-recompensas; teniendo una profesión diferente hasta podría haber sobrevivido y ayudar al dúo con la aventura. 

Otro caso es una misión que toma lugar en un desierto y se tienen que disfrazar como turistas. Laureline (Cara Delevingne) tiene un traje de baño debajo de una camisa con tejido abierto. Ninguna otra persona utiliza traje de baño... porque no hay agua. Y yo sé que en algunos desiertos hay oasis pero este no era uno de ellos. 

Sí, la película tiene problemas como hoyos en la historia, problemas de narrativa y de actuación pero poner a mujeres con poca ropa (mujer y hombre, aunque siendo sinceros con los hombres es raro que pase) para el puro beneficio de la audiencia, sin ningún aporte a la historia también es un problema. Podemos excusar la vestimenta de Leeloo porque era 1997. Lucy no tuvo estos errores y es del 2014, ¿por qué regresar a ellos?

He aprendido a ya no dejarlo pasar. Y ustedes tampoco deberían. 


Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

3 comentarios:

  1. Nadie quiere leer esta mierda.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu entrada, estoy 100% de acuerdo. Muchas tontunadas machistas que sobran, mucho fanservice, pero unos bonitos efectos especiales. Es una pena, podrían haber hecho algo muy chulo, pero sé quedó en algo infantil.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: