Carta abierta

Hace más de un mes que no escribo. Desde verano no escribo, en realidad. Si escribí, seguramente fueron sentimientos de tristeza y desesperación hacia mí. Les confesaré que desde verano no he estado bien. No diré que estaba deprimida, pero sí que me encontraba en un pozo. Había terminado en un hoyo profundo y con sombras encima mio. No podía abrir los ojos, y respirar era una labor constante que prefería dejar. No tenía esperanzas, ningún sueño que perseguir; todo se volvió medias palabras y acciones que nunca se completaban. Faltaban semanas para mi cumpleaños y lo único que quería era estar sola. Vamos, que si la gente solo se iba a reunir y tratarse bien por ser ésa fecha, prefería que siguieran con los ojos cerrados y me dejaran. A una semana de la fecha decidí que quería la menor hipocresía posible, así que tomé el primer paso que me llevaría a mi estado actual: Terminé una relación que me llenaba de luz, tan tierna y dulce, dulce que se había convertido en la tortura producida por el desprecio hacia ya el perdido amor.
Hice a un lado el hecho de estar bajo una pesada oscuridad, y disfruté mi cumpleaños lo mejor que pude.

El siguiente mes fue una lucha entre dos seres habitando el mismo cuerpo. Fue una batalla de muchas caídas, de quinientas promesas rotas y de buscar cualquier cosa que evitara que cayera en un infinito espacio. Aquí fue donde Yerma me salvó. Ella me enseñó a luchar por lo que quieres, a gritar, demandar lo que te pertenece, pararte con la mirada segura y hacer frente a la avalancha que se avecina; a ser feliz. Suena sencillo escribirlo, suena sencillo oírlo, ¿pero hacerlo? Eso toma coraje y eliminar todo lo malo de tu vida.

Cuando estás eliminando lo que te quema por dentro, lo que te aplasta e impide respirar, lo que te deja sin dormir en las noches, te quedas vacía. Yo me quedé vacía. Miré a ambos lados y me di cuenta que no tenía nada, que no tenía a nadie. Spoiler alert: Sigo sola. Pero dejen les digo que es necesario. Estoy aprendiendo a valerme por mí misma, a quererme, a hacer lo que se me de la chingada madre. Ya no tengo que cuidar a nadie, ya no me tengo que preocupar por nadie. Estoy tomando las riendas de mi vida y se siente bien. Se siente bien poder ser tú misma y que te valga todo lo demás. Estoy sola y así me gusta estar.

Me ha tomado cinco meses llegar a este punto, y no saben cuántas veces recaí, cuántas veces fui yo la que cavaba mi propio hoyo. Pero estoy saliendo de mi propia mierda y sé que puedo conquistar al mundo.

Ésta carta está dirigida para mí en el futuro, para que no olvidé que en los lugares más oscuros siempre habrá, al menos, una estrella.
A todos los que estén cubiertos de sombras: no olviden mirar hacía arriba o dentro suyo, ahí también hay una estrella esperándolos.

Agradecida eternamente a Yerma, personaje de carne y hueso dentro de mí, que me dio una mente nueva y me bañó con calidez; todo un honor poder ser ella.


-Lili

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

4 comentarios:

  1. Hola Lili, hace tiempo no sé nada de ti.
    Entiendo lo que es estar mal y sentirte como si estuvieras en un pozo demasiado hondo. Yo estuve mal varias veces, a pesar de que soy pequeña aún. Lo único que puedo decirte es que seas fuerte, porque se puede salir adelante, sea cual sea el problema.
    Lo que no entendí bien es porqué estás mal. O sea, ¿Estás mal por que te separaste de esa persona? ¿O hay otras causas por las que estás mal?
    Hace poco me pasaron cosas que me hicieron sentir muy mal, y hace poco empecé a salir de ese "bloqueo" que me causó este inconveniente. Y espero que así también tú puedas salir del pozo cada vez que sientes que has caído.

    Intentaré pasar más seguido por tu blog.

    Besos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, estaba mal porque muchas cosas se me juntaron y al final no pude cargarlas. Al final estaba ya en el piso y me las seguían aventando. Mi separación... creo que escribí sobre eso en otra entrada *checa sus viejas entradas* okey, hay algo sobre eso en una llamada "Carta a Él".

      Muchas gracias por tus deseos, que va! yo también te deseo lo mismo, querida: Espero que puedas encontrar aún más razones que te hagan feliz.

      Eliminar
  2. Las cosas pasan o pasan y no nos dejan igual, pero tenes el coraje suficiente como para tomarlas y hacer de ellas algo extraordinario. Y no podría darte un consejo (tampoco me lo has pedido, sería arrogante hacerlo) pero continuar leyendo es una buena opción, ya que ser feliz debe requerir más tiempo (supongo). Que te mejores, y un beso.
    pd: Es genial yerma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier consejo siempre será bien recibido(: Acabo de terminar el nuevo libro de Pat. Rothfuss y he comprobado una vez más que los libros te llenan. Gracias, yo deseo que todo problema que estés afrontando ahorita lo puedas superar con honores.

      Eliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: