Farewell, 2014







Lloré, reí, me enamoré, me enfadé, hubieron decepciones, huí, aprendí, crecí, volví a caer e intenté vivir. Ahora sé que soy una montaña que puede hacer frente a todo porque aprendí a no mirar atrás y pensar solamente en mí. A pesar de que fue una patada en los huevos la mitad del año, aún así lo despido con gracia.

No sé ni que tanto escribo, ni siquiera creo en estas fechas.

-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

6 comentarios:

  1. Plan B. El año es un eterno plan B y unas cuantas patadas en los huevos como dijiste. Confiemos en eso de empezar de nuevo y algo de optimismo (yo tampoco sé ni que escribo) Un beso! Y feliz año :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El optimismo me baja todas las energías, pero sin el estaría tirada en la esquina de un barrio poco común.

      ¡Usemos ese plan B a como de lugar!

      Eliminar
  2. En mi caso fueron una patada en los ovarios okno
    Feliz Año!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta 'en los huevos' porque suena más fuerte, jajaja. Gracias, feliz año a ti también(:

      Eliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: