Reseña: Mad Max (o la mejor película de acción/Sci-Fi del año)

What a lovely day!

Título Original: Mad Max: Fury Road
Director: George Miller
Guión: George Miller, Brendan McCarthy, Nick Lathouris
Reparto: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult
Género: Ciencia Ficción, Acción

Sinopsis
Shhhh... Solo ve el trailer y ve a verla

Tu tan Rápidos y Furiosos y yo tan Mad Max.


El nombre de la franquicia lo dice todo: Mad. Es una película loca, fantástica, divertida y que bueno que no manejo porque ya tendría que pagar una multa. Mad Max: Fury Road está llena de acción y violencia. Pero ojo, que toda esta acción y violencia no es para nada explícita: se deja a la imaginación del espectador. A su entender. No es que me hubiera molestado ver más violencia, pero está muy bien cuidada. No hay ni una sola escena de sexo, no hay si quiera besos. Todo son miradas. Si algo se sabe de las miradas, es que con ellas se dice muchísima cosas (¡Oh! ¡El poder de las miradas!)

Lo que nos lleva al guión: El guión... ¿Hay guión? Hay muy pocas líneas en el filme, y todas son las necesarias. Por supuesto, tiene sus frases acertadas y líneas que automáticamente añadirás a tu vocabulario de ahora en adelante. Los diálogos están acompañados de actuaciones de voz conforme a los personajes que interpretan, lo cual hace a los personajes aún más reales y muy bien personificados. 

La edición está de su puta madre. Tiene tomas y edición de los 80's - 90's pero no se deja de lado lo aprendido de ésta época; Es la mezcla perfecta del cine ochentero - noventero y el actual.  No existe exceso del CGI, (lo cual se agradece) en cambio tenemos Practical Effects = Los automóviles existen, la guitarra lanza flamas existe, hay explosiones de verdad (ver las imágenes del Antes & Después).
Algo que me gustaría recalcar de la edición es la escena de la tormenta de arena (SPOILER): En esta escena, hay pequeños flashes que duran milésimas de segundo. Cuando sale el flash, ésta convierte la toma en blanco y negro. Es un pequeño efecto (debido a su poca duración) pero hace que toda esa secuencia de acción se vea fantástica. Le da un buen toque. (FIN SPOILER).


Hay transiciones muy buenas que te harán sacar una lágrima de orgullo (ojalá George Lucas pudiera aprender de aquí). También sería bueno recalcar el uso de colores: No todos los mundos post-apocalípticos tienen que ser oscuros. 
No he visto las anteriores entregas de Mad Max, pero se nota muchísimo el gran paso que se dio, en especial en la parte de maquillaje y vestuario. Maquillaje loco para un personaje loco, maquillaje que ayuda a hacer al personaje. Vestuarios que totalmente veremos en Halloween de este año.

Para terminar toda esta parte de ediciones, me gustaría dejarles este video que habla sobre el Center Framed, cómo todo lo importante está centrado para que el ojo del espectador no se tenga que mover. Esto ayuda a que la escena sea más fluida y entendible. Ayuda mucho en especial para las escenas rápidas.





Max es el mejor ejemplo de héroe: No hay necesidad de discursos de salvar a la humanidad, ni llegar a rescatar a toda dama, ni imponerse a romper formación y coronarse líder. Él va de la mano con Furiosa y hacen el equipo perfecto: Ambos manejan y parten traseros. Ambos salvan el trasero del otro. Ambos se dicen tanto sin un solo diálogo. 

Por último, declaro que el  soundtrack merece ser vendido en la sala del cine cuando el filme finaliza.




Vean Mad Max: Fury Road. De las mejores películas Sci-Fi que hay.

-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

1 comentario:

  1. sin duda ha sido una de las mejores películas. Mad Max: Fury Road es una lección de cine, y la misma realiza un juego de regeneración dentro del propio arte que funciona a diferentes niveles. El elenco espectacular, no sé, pero las películas de Charlize Theron para mí se están convirtiendo en sinónimo de éxito, en fin. Retomando la película, debo decir que Mad Max no sólo recupera a uno de los mitos cinematográficos por excelencia de los ochenta, lo ajusta a las nuevas formas, y tiempos cambiantes, para abofetear sin compasión a la ameba que es hoy día el espectador. Por otro lado, la sangrienta ironía final, la de recuperar la esperanza a partir del orden reestablecido, acabando con la tiranía más cruel, aquí representada en el simple H2O, es toda una declaración de intenciones por parte de un cineasta que conoce perfectamente el lenguaje del cine, un arte destinada, como las demás, a ser la herencia del ser humano, a hablar de él.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: