Día 96 (Si tan solo las lágrimas se camuflajearan con mis lunares)

Hoy tuve un sueño.

Estabas aquí. Estabas a mi lado. Me tomaste entre tus brazos, me recargué en ti. Alejé mi cabeza para verte a la cara, a los ojos. "Te amo", susurré con lágrimas en los ojos y regadas debajo de estos. No estabas enojado, no me restregaste nada. "Yo también te amo", respondiste con una sonrisa, tomando mi cara entre tus manos.
Alberto Solé






 -Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

1 comentario:

  1. Interesante pasaje. La emoción y el sentimiento que describes son intensos, y quizá podría dar para más si lo extiendes :)

    Saludos, Padme.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: