He vuelto a fallar.

Dije que mantendría el blog activo pero no pasé de 3 posts. Soy una vergüenza. Pero no vengo aquí a disculparme (no tengo gente con quién disculparme), vengo a desahogar mis sentimientos. Lamento si no tiene una buena concordancia, lo escribo como sale.

¿Nunca les ha pasado que tienen a alguien que es muy importante en su vida y que ésta persona tiene un problema TAN grande que no lo puedes ayudar? Y no es cualquier problema, es uno gigante que, sin chistar, tenemos una vida en juego. Y tu... Simplemente no puedes hacer nada para ayudarlo. Tienes tantas ganas de hacerlo... Pero simplemente eres inútil. Nada de lo que dices ayuda, de hecho, tú no estás hecha para ayudar. ¿Y qué es lo que haces? Huyes. Porque no puedes hacer nada más. Porque eres TAN INÚTIL que incluso estar de compañía y dando golpes para fortalecer a la persona no ayuda. 
Esto te está quemando. 
Quema, arde, te come, te consume; éste sentimiento de serle inútil a la persona que amas. Él está muriendo y tu no puedes hacer nada para ayudarlo, a pesar de ser la razón por la que sigue aquí, luchando. Él está perdiendo la batalla y tu con tu gran inutilidad huyes porque no eres capaz de hacer nada.


Inútil.


Inservible.



Eso eres.


-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: