Hueles a sueño y lágrimas

Se decía llamar valiente, fuerte y capaz de afrontar cualquier situación, pero se encontraba en una habitación vacía con olor a polvo, humedad y sueños perdidos en el pasado. Su cara se había lavado de lágrimas y el polvo había dejado su marca en su vestido blanco y las plantas de sus pies. 
Estaba sentada en una habitación vacía intentando olvidar el pasado. ¿Pero cómo puedes olvidar el pasado si está inyectado en tus nervios? No puedes olvidar algo que te ha definido. A pesar de que estaba consiente de ello, la esquina de la habitación se había vuelto su mejor amiga.

Constantemente intentaba transformar esa habitación en un campo de flores: Lleno de un sol que no quema la piel, aromas de tranquilidad, vientos que soplan a tu favor. La mente es algo poderoso y jamás dejaba de impresionarse por cómo ésta se esforzaba en arruinar todo momento feliz que podía llegar a tener; Siempre encontrando los peros ocultos. O inventándolos.  

Quería matar su mente: "Ahogarla, dispararle, cortarla y pintar mi última obra con la sangre. Espera... ¿por qué detenerse ahí? Hay que asesinar los nervios para no sentir la oscuridad arrastrándose bajo los pies, la soledad que impide sonreír, el miedo que no te deja tomar el tren de la madrugada. Asesinar los ojos para no ver rostros en garabatos, no ver las máscaras de las multitudes, evitar los espejos que te apuntan. Asesinar el corazón que te encierra en dudas, que te lanza a confiar en el primero que ofrece su mano, que evita que olvides la tristeza en la que estás sumergida".

Pero ella respondía a la falsedad del mundo de la misma manera: Siendo una actriz. Tal vez lo más real en su vida era él. "¿Por cuánto tiempo?" Se preguntaba a menudo. Si no la mataba él, sería el alcohol, el cigarro o alguna droga. 
Una droga. Quizá eso era lo que necesitaba: Quedarse en el viaje. Drogarse pensando en paraísos y quedarse ahí para siempre. Inmortalidad.


Espero no me escuche... 

Persona (1966).


-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: