El Problema con Batman v Superman

Spoilers.


Saber que podíamos ver a la Trinidad juntos por primera vez en el cine, y aparte ver una lucha entre dos de los más famosos héroes de la historia de los cómics, vende muchos boletos. No solo era la trama lo que nos atrajo, también la mercadotecnia hizo su labor con los trailers y posters.
Marvel ha ganado mucho terreno sacando diez películas de un héroe y su mundo, dos que une a sus grandes héroes, otra que se va al lado cómico, y dentro de pocos meses su propia guerra civil.
DC quiere abarcar todo lo que Marvel ha logrado en ocho años en el 2016; su pequeña guerra civil, unir a la trinidad, Suicide Squad. Parecía que iba a lograrlo. Pero Zack Snyder nunca se fue.

El problema con Batman v Superman no son los actores. Todos cumplen con sus roles de héroes o villanos, o ciudadanos. Sin embargo un actor, por más buena que sea su actuación jamás podrá luchar contra un guion que da pena. 
No estoy en desacuerdo con la inmadurez que le dieron a Lex Luthor, de hecho acepto este cambio que hicieron y me agradó ver un lado más psicótico, como si estuviera bajo (mucha) cocaína. Me gustó ver un Superman que duda si lo que hace está bien, un Batman enojado intentando traer un poco de paz. Pero luego caemos a la historia secundaria de Lane donde el interés es mínimo, a un Doomsday que solo trajo pésimas visuales, al peor desenlace para la tan esperada pelea:

La cinta regresa al oscurantismo de este género poniendo a Lois Lane como la damisela en peligro tres veces. Para que solo sirvieran cero. Llamando a ambas madres de los héroes Martha para separarlos y hacerlos amigos en tres segundos se me hizo pobre porque no hubo ningún desarrollo de personaje y que esta amistad sea unida por el nombre de sus madres hasta patético suena.
Otra falla del guión es la explotación de buenas características, ejemplo Luthor. No llegó a la sobre-explotación, sin embargo se tiene que formar una línea clara entre el Joker y este nuevo Luthor porque las diferencias comienzan a no ser tan claras.

La gota que derrama el vaso del mal guion: La muerte de Superman. No es solamente no saber cómo terminar el filme (pasando de un funeral a amenazas de Luthor, a simbolismos de Superman, a regresar al funeral, a palabras reflectivas, a unir la Liga de la Justicia, a otra vez funeral), sino ¿cómo, demonios, se atreven a usar el cliché del héroe muerto con un héroe que es básicamente inmortal? Es estúpido, es una pérdida de tiempo, dinero, una grosería a la mente del espectador. 
Y todo esto, lo escribieron David S. Goyer y Chris Terrio (ganador de un Oscar por Argo. En serio).


El segundo gran problema de la película son los visuales; Es un vómito visual. No hay orden, no hay limpieza, los espacios se vuelven grandes o pequeños según la conveniencia (sin argumento previo). No toda la cinta es sucia, ejemplo cuando Bruce tiene su sueño en el desierto, cae en una trampa y pelea contra soldados: ahí es limpio y claro, hasta disfrutable. De hecho, me recuerdan a la trilogía de Batman Arkham.
No obstante todo se pierde en la lucha final contra Doomsday. Hasta parece que Michael Bay fue productor. 


Pero... ¡Pero! El gran problema, el número uno... Es Zack Snyder. Porque es el director y dejó estos problemas (y otros pequeños que no vale la pena discutir) o los trajo. Sabemos que su selección de colores y filtros son muy específicos y en muy pocas cintas queda esta regla. También conocemos su CGI y sus guiones no siempre son buenos. El estilo de director que es Snyder queda al estilo que es Watchmen por sus héroes que tratan conflictos que ningún otro grupo seres con poderes podría tocar. Lo que me sorprende es que Watchmen a pesar de sus filtros no sufre un desastre visual; está muy bien controlada. Al parecer, Snyder se fue descontrolando conforme su filmografía fue avanzando. Entre sus auto-proclamaciones de genio se le fue el control de su dirección y ahora como productor de casi todas las cintas que vienen de DC y como director de las siguientes dos entregas de la Liga de la Justicia queda poca fe.

Jamás tuve el hype por ver Batman v Superman, pero sí creí que iba a borrar mucho del pasado de DC en el mundo del cine. No, aún queda mucho por borrar y con Snyder como el guía, a DC solo le quedará los cómics y sus películas animadas.

You're Doomed.


-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

2 comentarios:

  1. Interesante crítica. A mí me gustó. Concuerdo en varias de las fallas que comentas. Sobre Snyder, pues supe que fue retirado del DCEU, así que...podemos estar tranquilos. Mi crítica a la película la encuentras en cednovelista.blogspot.com

    Por cierto ¿cómo le hiciste para colocar el rectángulo con tu presentación al final de los artículos? Saludos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Hubo toda una revuelta conforme a los puestos del DCEU... Que no tengo idea para qué si al final los directores de las cintas podrán seguir teniendo una casi absoluta dirección creativa. Esto no lo hace precisamente malo, sin embargo, pienso que es lo que menos necesita DC: Que cada director elija hacer lo que quiera y el siguiente que llegue tenga que lidiar con el desastre. O que un genio establezca todo un orden para que otro llegue y lo deshaga. ¿Sabes qué es lo mejor? Snyder sigue aquí. Snyder is love, Snyder is life.

      Sobre el rectángulo de mi presentación: Ya venía con el "template" de la página... Pero cuando aprenda a hacer páginas web te puedo enseñar (Espero no sea demasiado tarde).

      Eliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: