Chinga tu madre, corrupción Brasileña

¿Qué tiene de genial el fútbol? ¿Por qué hacerlo un 'deporte' mundial? ¿Qué beneficios nos dan la Copa del Mundo?

Hoy comienza el Mundial 2014 en un país devastado, con pobreza extrema, con falta de educación, servicios médicos y públicos. Pero aquí estamos, ansiosos por los partidos siguientes. No solo es la edición número XX, pero también es el mundial más caro de la historia. 


  • Japón y Corea gastaron $3, 500 millones de dólares en la construcción de estadios.
  • Alemania $2, 200 millones de dólares
  • Sudáfrica $2, 000 millones de dólares
  • Brasil $6, 700 millones de dólares


Ah, y eso que aún no acaban con las construcciones. De hecho todavía hoy en la mañana estaban terminando el estadio donde fue la inauguración. Pero no es solo eso. Al principio se dijo que se destinarían $800 millones de euros para la Copa Mundial (estadios, hoteles para los jugadores, pantallas, balones, todas esas madres) y hasta ahora llevan gastados $2, 700 millones de euros. 

Si de por sí, $800 millones de euros es una patada en las bolas (no, no las de fútbol) $2, 700 millones es un abuso y una broma de mal gusto. Se preguntarán: ¿El pueblo no hace nada? ¿No se queja? Si que lo hacen. De hecho, la mayoría de la población está en contra de la Copa del Mundo. La gente se ha manifestado desde a principios de año por la gran corrupción, que tanto dinero se haya invertido en ésta 'celebración' y ni un solo peso fuera a la construcción de escuelas, mejorar el transporte público, mejor atención médica. Las manifestaciones siguen y seguirán hasta que haya justicia. ¿Mi temor? Que les suceda a ellos algo parecido a lo que nos sucedió a nosotros en el '68.

El cual no está lejos de ser verdad:









Sitios consultados + Para saber más sobre el tema:



Música, color y protestas aderezan la inauguración de Brasil 2014



-Padme

Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: