Speak.

Hoy he decidido hacer un pequeño escrito. Se toparán varios con estos a lo largo de la existencia del blog. ¿Son ficticios o realidades? Los dejo a su imaginación(:

-------------------------------------------

Ella había vivido tanto tiempo bajo una angustia, una agonía, que la estaba matando por dentro. Lo había escondido perfectamente debajo de sí que nadie jamás hubiera adivinado que algo le pasaba. Ella no es de esas personas de sonrisas falsas, ella es más bien, una de esas personas que evitan la sociedad lo más posible que se pueda. Por lo tanto, casi no tenía que fingir, solo huía del mundo y se encerraba bajo sus pensamientos asesinos. 

Hace tanto tiempo que sus demonios no venían a visitarla. Había olvidado por completo su existencia. Lo más chistoso, es que en vez de enfrentarlos, cada vez que ellos volvían, ella aprendía a vivir con ellos. Error.

Vivía bajo la tortura de los posibles futuros que vendrían a acecharla. Ella no podía soportar más la angustia y el dolor que él sufría. Ella deseaba su felicidad, su bienestar; quería parar su sufrimiento pero siempre sus demonios le recordaban que era una persona inservible y que nada de lo que hiciera podría salvar al muchacho.

Un día nublado, decidió reunirse con su amado. Hablaron como de costumbre, hasta que un silencio la hizo dudar si hablar o no. Ella vivía bajo la promesa que él le pidió que hiciera: Decirle todo. Las promesas significaban mucho para ella, por lo tanto no tuvo de otra más que decirle todo. Fueron dos horas donde sus verdaderos sentimientos salieron a la luz. Había olvidado lo que se sentía llorar: Ese dolor sofocante, agua que no para de salir de tus ojos, gritos ahogados... Él estuvo ahí para ella. La dejó llorar y gritar mientras la abrazaba fuertemente. "No me va a pasar nada. Todo cambiará. No te preocupes.", fueron de las cosas que le dijo, mientras sufría también.

Pasado el derroche de lágrimas, sentía culpa de haber mostrado sus sentimientos en momentos cómo estos, pero al mismo tiempo, sentía un gran alivio. Un alivio que no había sentido en tanto tiempo. Se besaron y prometieron que de ahora en adelante vivirían felices.

------------------------------------------------------

Prometo mantener la promesa que hicimos ese día. Gracias por todo. Te amo y te amaré por siempre.

-Padme





Lili Sofía

Cinéfila hasta la médula y fanática de lo irreal en la realidad.

2 comentarios:

  1. Un relato muy curioso y lleno de sentimientos. Me encanta.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida. Si... creo que le puse algo de sentimiento hahaha. Saludos(:

      Eliminar

Gracias por tu comentario y visita al blog. Se aprecia mucho(: